¿Como dejar las drogas?

1. Establece un objetivo para dejarlas.
Para vencer la drogadicción, necesitas establecer un objetivo para dejarlas. Quizás no puedas hacerlo todo de inmediato, pero establecer el objetivo te ayudará a trazar tus siguientes pasos.
2. Haz una lista de los efectos dañinos de tu adicción.
Hacer una lista específica de las formas en las que tu adicción está impactando negativamente tu vida puede ayudarte a empezar a cambiar tu comportamiento. En lugar de plantear los efectos de la adicción en términos generales (“Está destruyendo mi vida” o “No estoy alcanzando mi potencial”), anota las formas en las que tu vida individual ha cambiado desde que empezó tu adicción. Verlo todo escrito puede ser desagradable, pero tener la lista te ayudará a superar los pasos arduos que vendrán.
3. Anota cómo te sientes físicamente
Sabes que eres adicto si experimentas síntomas del síndrome de abstinencia cuando tratas de dejar de consumir drogas.Los síntomas del síndrome de abstinencia son lo contrario a como la droga te hace sentir cuando estás bajo su influencia. Si te sientes energizado cuando estás drogado, te sentirás extremadamente cansado y atontado cuando experimentes el síndrome de abstinencia. Si te sientes relajado y feliz cuando estás drogado, experimentarás una intensa ansiedad y agitación cuando experimentes el síndrome de abstinencia. Es posible que te sientas enfermo cuando intentes dejar de consumir drogas y que sientas que tienes que seguir consumiéndolas para sentirte normal.
4. Evalúa si estás descuidando tus responsabilidades.
Un drogadicto puede descuidar responsabilidades como la familia, la asistencia a la escuela o al trabajo, y otros deberes como lavar la ropa, los quehaceres domésticos, el mantenimiento del auto, pagar las cuentas, etc. Cuando una persona es adicta a una droga, su mundo gira en torno a consumir, recuperarse de los efectos de consumir y luego conseguir más drogas. Una adicción no es un consumo recreacional o experimental. Es una compulsión que requiere una intervención para ponerle fin.
5. Piensa en si has visto a tus amigos o familia últimamente; si te has alejado de los miembros de tu familia y de tus amigos porque estás bajo la influencia de las drogas o experimentando el síndrome de abstinencia y no tienes ganas de estar con nadie.
Este comportamiento puede desconcertar a tus amigos y familia, quienes se preguntarán en dónde estás o por qué estás actuando de forma tan extraña.
6. Admite si estás robando o mintiendo a los demás, sobre todo a aquellos cercanos a ti como tu familia y amigos.
No es inusual que la persona adicta robe objetos de valor o dinero para poder pagar más drogas. Una adicción afecta no solo al cuerpo sino también al pensamiento, hasta el punto en que el adicto puede incluso considerar robar a otros.
7. Determina la última vez que te involucraste en un pasatiempo.
Es posible que hayas abandonado tus pasatiempos y otros intereses porque consumir drogas ha sido tu enfoque principal. Imagina intentar dedicar el mismo tiempo al consumo de drogas que a tus pasatiempos e intereses personales (por ejemplo, la escalada de montaña, el baile, la colección de estampillas, la fotografía, tocar un instrumento, aprender otro idioma y más).
8. Sé honesto en cuanto a cómo las drogas impactan tu vida.
Piensa si continúas consumiendo drogas a pesar de que te están ocasionando problemas con la escuela, el trabajo, el sistema legal, la vida familiar y las relaciones, y la salud. Para la mayoría de gente, ser arrestado sería tan discordante que las obligaría a reconsiderar el curso de su vida. Pero, para una persona dependiente de las drogas y el alcohol, estas consecuencias se olvidan o la memoria se desvanece apenas regresan las abrumadoras ansias de consumir.
9. Anota los cambios positivos que verás cuando dejes las drogas.
Ahora que has anotado las cosas negativas, enfócate en cuán mejor podría ser tu situación una vez que venzas la adicción. ¿Cómo cambiará la historia de tu vida después de la adicción? Minimizarás o eliminarás muchos de estos aspectos negativos y podrás hacer cambios positivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *